Estructuras Empresarial – Estructuras Juridicas de los Negocios
( Sba.gov)

 Estructura del Negocio Propietarios Responsabilidad Impuestos
Empresa Unipersonal (Sole Proprietorship) Una persona Responsabilidad personal limitada o   Solo impuestos personales
 

Sociedades (Partnerships)

Dos o más personas Responsabilidad personal ilimitada, a menos que se estructure como
una sociedad en comandita
o   Impuestos como autónomo (excepto para socios comanditarios)

o   Impuestos personales

 

Compañía de Responsabilidad Limitada (Limited Liability Company-LLC)

Una o más personas Los propietarios no son personalmente responsables o   Impuestos como autónomos

o   Impuestos personales o corporativos

 

Corporación C (Corporation    -C Corp.)

Una o más personas Los propietarios no son personalmente responsables o   Impuestos corporativos
 

Corporación S (Corporation    -S Corp.)

Una o más personas, pero no mas de 100.  Todos deben ser Ciudadanos Americanos Los propietarios no son personalmente responsables o   Impuestos personales

Empresa Unipersonal (Sole Proprietorship) 

Una empresa unipersonal se establece con facilidad y le da al propietario el control completo de su negocio. Si realiza actividades comerciales, pero no se registra como ningún otro tipo de negocio, automáticamente se considerará una empresa unipersonal.

La empresa unipersonal no produce una entidad comercial separada. Esto significa que los bienes y obligaciones de la empresa no están separados de sus bienes y obligaciones personales. Podría ser personalmente responsable por las deudas y obligaciones de la empresa. Los propietarios de empresas unipersonales de todos modos pueden obtener un nombre comercial. También puede ser difícil conseguir financiamiento, pues usted no puede vender acciones y los bancos son reacios a prestarles a los propietarios de empresas unipersonales.

La empresa unipersonal puede ser una buena opción para negocios de poco riesgo y propietarios que quieran probar una idea comercial antes de crear una empresa más formal.

Sociedades (Partnerships)

Las sociedades son la estructura más simple para que dos o más personas tengan un negocio juntas. Hay dos tipos comunes de sociedades: la sociedad en comandita (LP [limited partnerships]) y la sociedad de responsabilidad limitada (LLP [limited liability partnerships]).

Las sociedades en comandita tienen un solo socio general (gestor) con responsabilidad ilimitada mientras todos los demás tienen responsabilidad limitada. Los socios de responsabilidad limitada (comanditarios) también tienden a tener un control limitado sobre la compañía, lo que se documenta en el acuerdo de la sociedad. Las ganancias pasan a través de las declaraciones personales de impuestos y el socio general (el socio sin responsabilidad limitada) también debe pagar impuestos como autónomo.

Las sociedades de responsabilidad limitada son similares a las sociedades en comandita, pero les dan una responsabilidad limitada a todos los dueños. Una LLP protege a cada socio de deudas contraídas por la sociedad. Además, los socios no son responsables de las acciones de los demás socios.

Las sociedades pueden ser una buena opción para negocios con varios dueños, para grupos de profesionales (como abogados) y grupos que quieran poner a prueba una idea comercial antes de formar una empresa más formal.

Compañía de responsabilidad limitada (LLC)

Una LLC le permite aprovechar los beneficios de la estructura comercial de las corporaciones y de las sociedades.

Las LLC lo protegen de responsabilidades personales en la mayoría de los casos, esto es, sus bienes personales (como su vehículo, su casa y su cuenta de ahorros) no corren riesgos en caso de que la LLC entre en quiebra o enfrente demandas legales.

Las pérdidas y ganancias pueden pasarse a través de sus ingresos personales sin tener que enfrentarse a los impuestos corporativos. Sin embargo, los miembros de una LLC se consideran autoempleados y deben pagar sus aportes impositivos como autónomos en Medicare y el seguro social.

En muchos estados, las LLC pueden tener una duración limitada. Cuando un miembro ingresa o abandona la LLC, algunos estados exigen que se disuelva la compañía y se vuelva a formar con los nuevos miembros, a menos que ya se haya establecido un acuerdo dentro de la misma LLC para comprar, vender y transferir la propiedad.

Las LLC pueden ser una buena opción para negocios de mediano o alto riesgo, para propietarios con bienes personales significativos que deseen proteger, y propietarios que quieran pagar una tasa de impuestos más baja que en una corporación. 

Corporaciones

Corporación C

Las corporaciones, también llamadas corporaciones C, son una entidad legal que está separada de sus dueños. Las corporaciones pueden tener ganancias, pagar impuestos y ser responsables legalmente.

Las corporaciones ofrecen la protección más sólida a sus dueños contra responsabilidades personales, pero el costo de formarlas es más alto que el de otras estructuras. Las corporaciones también requieren de una contabilidad, de procesos operativos y de la presentación de informes exhaustivos.

A diferencia de las empresas unipersonales, las sociedades y las LLC, las corporaciones pagan impuestos sobre sus ganancias. En algunos casos, las ganancias de las corporaciones se gravan por partida doble: primero, cuando la compañía obtiene ganancias, y después cuando se pagan dividendos a los accionistas, a través de sus declaraciones de impuestos personales.

Las corporaciones tienen una vida completamente independiente y separada de sus accionistas. Si un accionista abandona la compañía o vende sus acciones, la Corporación C puede seguir operando casi sin alteraciones.

Las corporaciones tienen una ventaja cuando se trata de obtener capital, pues pueden recaudar fondos mediante la venta de acciones, lo cual también puede ser un beneficio para atraer empleados.

Las corporaciones pueden ser una buena opción para negocios de riesgo mediano o elevado, que necesiten recaudar dinero y que planeen “cotizar en bolsa” o ser vendidas con el tiempo.

Corporación S

La corporación S (S corp) es un tipo especial de corporación que está diseñado para evitar el inconveniente del doble gravamen en las corporaciones C normales. Permite que las ganancias, y algunas pérdidas, pasen directamente al ingreso personal del propietario sin llegar a sujetarse a las tasas impositivas corporativas.

No todos los estados gravan igual a las corporaciones S, pero la mayoría las reconocen como lo hace el gobierno federal y gravan a los accionistas en consecuencia. Algunos estados les gravan sus ganancias por encima de un límite específico; otros no reconocen la elección de la corporación S de ningún modo y simplemente la tratan como una corporación C.

Las corporaciones S deben presentar una solicitud ante el IRS para obtener la categoría de corporación S, que es un proceso diferente al de registrarse ante su estado.

Las corporaciones S tienen límites especiales; no pueden tener más de 100 accionistas y todos deben ser ciudadanos de Estados Unidos. De todos modos, tiene que seguir los estrictos procesos operativos y de presentación de documentos de las corporaciones C.

Las corporaciones S también tienen vida independiente, como las C. Si un accionista abandona la compañía o vende sus acciones, la corporación S puede seguir operando casi sin alteraciones.

La corporación S puede ser una buena opción para negocios que de otro modo serían corporaciones C, pero que cumplen con los criterios para registrarse como corporación S.

Fuente: sba.gov – Small Business Administration