Los Estados Unidos de América tienen una economía muy desarrollada y diversificada, lo que los convierte en un centro neurálgico del comercio y la inversión internacionales. Los inversores extranjeros se sienten atraídos por el mercado estadounidense por varias razones, entre ellas un entorno empresarial favorable, el acceso a los mercados mundiales y una vibrante cultura empresarial. Sin embargo, antes de que los inversores extranjeros puedan establecerse en Estados Unidos, deben navegar por el complejo marco jurídico y normativo que regula el registro de empresas. Este artículo ofrece una guía completa sobre el registro de empresas en Estados Unidos para inversores extranjeros.

1. Entender el sistema jurídico estadounidense

Estados Unidos tiene un complejo sistema jurídico que se divide en leyes federales y estatales. Las leyes federales son creadas por el Congreso de Estados Unidos y se aplican a todo el país, mientras que las leyes estatales son creadas por las asambleas legislativas de los estados y sólo se aplican dentro de sus fronteras. Muchos aspectos del registro de empresas, como la fiscalidad y la legislación laboral, se rigen por leyes estatales.

Los inversores extranjeros también deben conocer la Constitución de Estados Unidos, que constituye el marco de todas las leyes del país. La Constitución esboza las competencias y limitaciones del gobierno federal y garantiza ciertos derechos tanto a los ciudadanos como a los no ciudadanos.

2. Tipos de entidades empresariales

El ordenamiento jurídico estadounidense reconoce varios tipos de entidades empresariales, como las sociedades de responsabilidad limitada (SRL), las sociedades anónimas, las sociedades colectivas y las sociedades unipersonales. Cada tipo de entidad tiene sus propias ventajas e inconvenientes, en función de las metas y objetivos del inversor.

Las SRL son el tipo de entidad comercial más popular entre los inversores extranjeros debido a su flexibilidad, ventajas fiscales y protección de responsabilidad limitada. Las LLC no tienen que pagar el impuesto federal sobre la renta como entidad independiente, sino que los beneficios y las pérdidas se transfieren a los propietarios (conocidos como miembros), que pagan el impuesto sobre la renta individual por su parte de los beneficios.

3. Elegir un Estado

Una vez que el inversor ha decidido el tipo de entidad que desea constituir, debe elegir en qué estado desea registrarse. Cada Estado tiene sus propias leyes y normativas que regulan la creación y el funcionamiento de las empresas. Algunos estados son más favorables a las empresas que otros y ofrecen incentivos fiscales y otras ventajas a las nuevas empresas.

Delaware suele considerarse el estado más propicio para los negocios por su flexible legislación mercantil, sus tribunales especializados en litigios empresariales y sus bajos impuestos. Sin embargo, otros estados como Nevada, Wyoming, Florida y Dakota del Sur también son populares por sus leyes y normativas favorables a las empresas.

4. Obtener un número de identificación patronal (EIN)

Todas las empresas de EE.UU. están obligadas a tener un número de identificación patronal (EIN), que es un número único de nueve cifras utilizado para identificar a la empresa a efectos fiscales. Los inversores extranjeros pueden obtener un EIN del Servicio de Impuestos Internos (IRS) presentando el formulario SS-4.

5. Registro de la empresa en el Estado

Para registrar una empresa en EE.UU., los inversores extranjeros deben presentar la documentación necesaria en el estado donde se vaya a ubicar la empresa. Los requisitos específicos varían según el estado, pero por lo general, los inversores deben presentar los estatutos de la organización o los artículos de incorporación en la oficina del Secretario de Estado.

6. Alta en los impuestos estatales

La mayoría de los estados exigen a las empresas que se registren para pagar impuestos estatales, como el impuesto sobre la venta y el impuesto sobre la renta, antes de ejercer su actividad en el estado. Los inversores extranjeros deben conocer la legislación fiscal del estado en el que está registrada su empresa y asegurarse de que cumplen todos los requisitos.

7. Obtención de licencias y permisos comerciales

Además de registrarse en el estado y obtener un EIN, las empresas pueden necesitar obtener licencias y permisos adicionales para operar legalmente. Los requisitos específicos varían según el sector y la ubicación, pero en general las empresas deben obtener licencias y permisos para actividades como la venta de alcohol, la explotación de un restaurante o la prestación de servicios profesionales.

8. Contratación de empleados

Los inversores extranjeros que planeen contratar empleados en EE.UU. deben cumplir las leyes laborales federales y estatales. El Departamento de Trabajo de Estados Unidos hace cumplir leyes como las del salario mínimo, las horas extraordinarias y la lucha contra la discriminación. Los inversores también deben obtener los visados correspondientes para los empleados extranjeros que tengan previsto contratar.

ITC está aquí para ayudar

Registrar una empresa en Estados Unidos puede ser un proceso complejo y largo, pero es esencial para los inversores extranjeros que quieran aprovechar las numerosas oportunidades que ofrece el mercado estadounidense. Comprendiendo el marco jurídico y normativo y siguiendo los pasos necesarios, los inversores pueden crear una empresa de éxito en Estados Unidos y disfrutar de las ventajas de operar en una de las economías más grandes y dinámicas del mundo.

ITC – International Trading Center – ofrece a los inversores extranjeros asistencia para el registro de empresas en Estados Unidos. Proporcionamos asesoramiento profesional y asistencia durante todo el proceso de registro, garantizando el cumplimiento de todos los requisitos legales. Esto puede ser útil para quienes deseen crear una empresa en EE.UU. pero no estén familiarizados con el proceso y la normativa.

Open chat
Help - Ayuda
Hola - Hello
Podemos ayduarte? Can we help you?